No estás buscando música nueva

No estás buscando música nueva, estás buscando nuevas emociones.

Siempre hemos cantado lo que conocemos, repetimos una y otra vez lo que nos gusta.

En la compulsión por la repetición encontramos el placer, dicen los psicoanalíticos.

El ritmo se trata de eso, de repetir, de variar, de repetir.

Cuando estás aburrido de tu música y encuentras que ninguna te satisface, no es que estés aburrido de tu música, estás aburrido de tu vida.

Crees que estás buscando esa canción que te haga sentir como te hizo sentir esa canción hace una década, pero estás buscando a esa persona que te hizo sentir así, y no me refiero a otra persona, estás buscando a ese yo, a ese que sintió y que ya no siente así, a ese que ya solo se siente como una canción repetida.

 

Fotografía de cabecera (cc) por: anieto2k