Simultáneamente

Hay tantos planos en la existencia que al sentir la posibilidad de una vida experienciada solo desde el intelecto da escalofríos. Por ahí leí -me parece- que el conocimiento era para los que no saben sentir. El aprehender es la necesidad de capturar el mundo para «saber» cómo funciona, cómo reacciona, para aquellos que no están conectados con el sentir, porque el sentir permite responder espontáneamente a las circunstancias, aunque no sepan cómo son.

“Cuando se es capaz de distinguir esta orilla, se ha avanzado un paso; cuando se vislumbra la orilla del frente, se ha dado un segundo paso; cuando se es capaz de vivir simultáneamente en ambas orillas se ha subido al vehículo que permite viajar dónde se quiera”

(Bodhidarma).

Fotografía de cabecera (cc) por: J. Cristóbal Juffe V, El Quisco, 2009