Diez poemas para cortarse las venas: Diez

 

No sé si tiene que ver, pero me recuerda una frase de una canción de Joaquín Sabina: «No hay nostalgia peor, que añorar lo que nunca jamás sucedió…». Aunque no estoy seguro de nada. Nada.

¿El dolor no es imaginario?

El último de los diez.

 

Poema publicado originalmente en Agosto del 2006 en Selecciones… Lo mejor de nuestras redes

 

El hombre imaginario

Nicanor Parra

 

El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario

De los muros imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte de un sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario

 

Fotografía original de cabecera (cc) por: Javier Volcan

El poema es de Nicanor Parra y al él le pertenecen todos los derechos. El poema ha sido publicado aquí solo con fines de difusión.