El interminable devenir de los días

 

El tiempo pasa invariablemente, sin importar si fue un buen día o un mal año. El tiempo está ahí, reflejado cada día en el espejo, como dice ese trozo de Novecento de Alejandro Baricco «Cuando te miras en el espejo y te das cuenta de que eres viejo». Esos procesos paulatinos que parecen imperceptibles, pero que tarde o temprano se hacen visibles.

Esto lo publiqué originalmente en Abril del 2007 en Selecciones… Lo mejor de Nuestras Redes. Seis años han pasado desde entonces. Lo que escribí entonces no era muy interesante, así que más que nada repongo los videos.

El primero es el primer video que vi de este tipo: Alguien que cada día se tomó una fotografía y después de tres años hizo un video mostrando el paso del tiempo sobre su rostro:

 

 

El segundo es el más famoso de todos. Noah Kalina, desde el año dos mil en adelante se ha tomado una fotografía. Este video lo hizo en julio del año dos mil seis, pero en su sitio web se pueden ver las fotos hasta la actualidad. Es especialmente interesante su «cara de nada», por lo que en su minuto de fama se tomó muchas fotografías con famosos con la misma cara.

 

 

Después, tenemos el caso de esta familia, que cada año el día diecisiete de junio, desde mil novecientos setenta y nueve hasta la actualidad, se sacan una foto familiar, por lo que se puede ver claramente el paso del tiempo.

La flecha del tiempo

 

Y como agregado, comparto este video llamado Daniele donde el artista Anthony Cerniello creó una secuencia donde se ve pasar a una mujer desde la niñez hasta la ancianidad, a partir de efectos digitales y fotografías de diferentes mujeres de una familia

 

Danielle from Anthony Cerniello on Vimeo.

 

Fotografía de cabecera (cc) por: cobalt123