Objetos sexuales

 

Durante un par de años trabajé en el tema de las agresiones sexuales y ahí uno descubre que las hay de todo tipo, sin embargo siempre hay un elemento común al abuso: el transformar al otro en un objeto.

Ese objeto no necesariamente es un objeto sexual como tal, ese objeto incluso puede ser un objeto de afecto. ¿Cuál es el problema? Que un objeto de afecto es muy diferente al sujeto de afecto.

Es muy común en los padres y sobretodo en las madres el transformar a sus seres queridos en objetos de afecto. La diferencia principal ocurre cuando la persona no es capaz de escuchar y dialogar con el otro, es decir aceptarlo como un interlocutor valido.

Esto no necesariamente se da a través de la falta de diálogo, sino que puede darse en los actos. Por ejemplo, hubo un largo periodo de mi vida en que yo usaba solo ropa negra y mi madre durante mucho tiempo cada vez que podía me regalaba ropa de color. Esto claramente no es un abuso, pero me sirve para ilustrar el punto: Ella creía que yo no era lo suficientemente inteligente, capaz, abierto -o algún otro calificativo- como para decidir qué ponerme. Mi elección no era correcta, ella sabia mejor que yo -según ella- cuales eran los colores de ropa que tenía que usar. Y quizá estaba en lo correcto, pero eso no es lo importante, un regalo de cumpleaños debería ser una muestra de afecto. ¿Cierto?

Un abuso es una dinámica similar pero llevada al extremo en que se anula al otro como sujeto y solo se le trata como objeto. Es lo que lleva al maltrato y es lo que lleva a las agresiones sexuales.

Para todos los que no se sientan suficientemente seguros o seguras de si mismos como para enfrentarse a las mareas de una relación entre dos sujetos, les sugiero que se cambien directamente a los objetos. Por lo que comparto este antiguo post:

 

Romance a prueba de pinchazos

Escrito por mi y publicado originalmente en Agosto del 2006 en «Selecciones… Lo mejor de nuestras redes»

¿Eres un hombre al cual le gustan las mujeres objeto? ¿Estás cansado de que ella tome decisiones por si misma? ¿te molestan los rasgos humanos de tu pareja?, ¿tienes dificultades para conocer o interactuar con mujeres reales?

Aquí esta la solución: Real Doll. (Muñecas Reales)

Todos hemos escuchado hablar de las muñecas inflables. Bueno, esto ya es otro nivel.

Esta empresa ofrece muñecas «reales», tamaño real, con piel de un material muy similar a la piel humana, anatómicamente correcta, articuladas, y con todas las cavidades correspondientes.

Puedes pedir una muñeca, para los fines que desees, aunque en general se ofrece como juguete sexual, por lo que incluye su propio kit de limpieza. La muñeca puede ser diseñada a tu gusto, desde el color de ojos, pelo, tipo de cabello, color de labios, de piel, pechos, genitales, pelo púbico, etc, etc, etc.

Pero no es un juguete barato, es una pieza muy cara, su valor mínimo es de seis mil quinientos dolares, más gastos de envío.

Aquí les entrego el enlace al sitio. Advertencia, el sitio contiene imágenes que pueden ser consideradas como inadecuadas para menores de edad, o que pueden atentar contra algunas creencias religiosas, pero recuerden, no son personas, solo muñecas.

http://www.realdoll.com/

 

Fotografía de cabecera (cc) por: Valentina_A